0

Que vienen los Reyes!

20140105-202130.jpg

Mar acaba de vivir su primera cabalgata de Reyes! Qué carita de felicidad, sorpresa y alucine general… Preciosa noche mágica, y mañana a abrir regalitos, yuhuuuuu! Buenas noches a todos, a dormir prontito hoy 🙂

Anuncios
0

Nuevo año, nuevo post y… ¡nuevo embarazo!

Hoy, día 2 de enero de 2014, primer día laborable del año y… aquí estoy, estrenando uno de los regalos que papá Noel me ha traído, un teclado para el iPad, y haciendo el tiempo mientras espero por la prueba de la glucosa, esas maravillosa experiencia que toca pasar cuando estás embarazada y que consiste en meterte entre pecho y espalda un bote de glucosa asquerosa en ayunas y esperar 2 horas a que te pinchen y repinchen varias veces para sacarte sangre. ¡Qué estupenda forma de arrancar el 2014 verdad? Pues en realidad sí. Porque eso significa que estoy embarazada otra vez, y eso sí es algo grande 🙂

Han pasado casi 6 meses que no escribo, varias personas (entre ellas mis padres, pero no sólo ellos!) me habéis pedido varias veces que no abandonara el blog, que era una pena no estarlo mimando como al principio… Supongo que la excusa de la falta de tiempo no sirve, así que voy a plantearlo al revés: creo que ahora de nuevo se vuelven a dar las circunstancias como para proponerme arrancar de nuevo con esto. Motivación y ganas de hablar de todas las novedades de Mar y del nuevo embarazo, que mi pareja tiene un PS4 nueva (y por tanto, andará ocupado una temporada… jejeje… y yo tendré algunos ratos de “soledad”), y que yo tengo este super teclado nuevo que quiero explotar al máximo!

¿Qué cosas importantes han pasado en este medio año? Buf, de todo… pero centrándome en Mar me quedo con varias cosas, de las que probablemente volveré a hablar pronto. Por cierto, ella tiene ahora 20 meses.

– Ya se está soltando a hablar. Palabras sueltas todavía pero se hace entender como la que más. Y, lo más importante, está asumiendo el bilingüismo con total naturalidad. Comprende todo tanto en catalán como el castellano a la perfección. Sus primeras palabras están siendo en castellano, cosa que asumo como normal viviendo en Madrid… Pero, por ejemplo, acabamos de pasar las Navidades con mi familia en Catalunya y todos hablamos en catalán, y la tía lo entendía todo, absolutamente todo. Hasta ha aprendido alguna palabra nueva que sí dice en catalán de momento.

– Ya tiene opinión y decisión propia. Y es Aries a tope. Eso significa que cuando algo es no, es que no. Y que cuando quiere hacer algo, no para hasta conseguirlo. Eso es bueno y malo a la vez, creo. Bueno porque tiene genio, es tozuda, se empeña… y de esta forma logrará todo lo que se proponga. Malo porque no hay forma de colarle una y todavía estamos trabajando en la forma de encauzar sus momentos pataleta y grito histérico porque algo no se está haciendo como ella quiere. Genio y figura.

– Es bailonga, muy bailonga! La música corre por sus venas y es una gozada ver como disfruta. Le empezamos a poner música desde el embarazo y no sé si es casualidad o qué pero desde que nació la música es parte importante de su vida y con ella hacemos mucha terapia: para dormir, para que se le quite una rabieta, para aprender palabras nuevas… Como dice su abuela paterna: Música es vida!

– Sabe entretenerse y jugar solita muy bien, aunque obviamente prefiere compañía. Mira cuentos, juega a dar de comer a la muñeca, da un paseo con la moto o el caballito, monta construcciones, juega a encajables, prueba sus primeros puzzles… A ver si estos días saco un hueco y subo fotos de algunos de los juguetes y juegos que estamos usando ultimamente. La filosofía sigue siendo la de juguetes que fomenten el juego, la interacción, la participacion, la creatividad, la concentración, la destreza…

– Ya casi no es un bebé, ya es una niña preciosa y feliz. Todavía quedan algunas cosas de bebé (los pañales, el bibi de la mañana…) pero cada día menos. Y eso en parte me da penita (qué rápido pasa no!!??) pero por otro lado ver como se convierte en una niña es muy gratificante.

Seguiré informando!

0

Cuando 2 meses son mucho más que 2 meses

Aproximadamente este es el tiempo que llevo sin poder actualizar este blog. Traducido a la escala de tiempo de Mar es toda una vida, o por lo menos, una etapa muy importante… Madre mía la cantidad de cosas que han pasado! Imposible resumirlas todas en un post. Y menos a las 11 de la noche de un lunes, con toda la semana de trabajo por delante todavía y una agenda que mejor ni comento…

Pero como quejarse no va a devolverme ni un solo de los posts que me habría gustado escribir, mejor me pongo en modo positivo y cuento las 3 cosas más importantes que hemos aprendido estas ultimas semanas. Ella y yo. Porque esto va así, en pack 😉

1) CAMINANTE NO HAY CAMINO, SE HACE CAMINO AL ANDAR. Y vaya si se hace camino! Literal y metafóricamente también. Mar se arrancó en sus primeros pasos (solita sola) a los 13 meses y medio. Ya andaba cortejando con el asunto desde hacía varias semanas, pero de repente, un día, se soltó! Levantó sus bracitos, preparó su mejor sonrisa  y arrancó el camino. Brutal. Espectacular. Menuda sensación! Ella caminaba… y yo volaba!!! (y babeaba un poco también…). La felicidad en su cara, la mirada buscando nuestra aprobación, la confianza ciega en que la agarraríamos antes que se cayera de morros… y esas pernochas todas regordetas demostrando su autonomía. Ufff… emoción total.

2) COMER Y RASCAR, TODO ES EMPEZAR. Con lo que costó que Mar aceptara el biberón. luego la papilla de fruta luego la de verdura… y en cambio ahora que da gusto ver cómo disfruta de su nuevo momento gastronómico: las cenas. No sé si será porque es donde  le dejo más libertad para experimentar, pero el caso es que le encanta! A parte de probar nuevos sabores y texturas, le dejo que se maneje a sus aire. Si quiere comer con las manos, o si quiere probar la cuchara o el tenedor ella solita… Menos cortar con el cuchillo está todo permitido! Así acabamos a veces, llenas de comida en el pelo, en el pijama, el suelo asqueroso… jajaja, un show vamos. Pero disfruta como una enana y además, cena muy bien. Lo mejor: cuando ya no quiere más, decide hacer cambio de papeles y ella empieza a darme a mi su cena. Coge el tenedor, apunta al plato, caza algo al vuelo y me lo enchufa en la boca. Y os aseguro que, ya  puede ser la tortilla más fría y seca de la historia, que a mi me sabe a gloria.

3) MAMA, PAPA, ABA, TA, Y SOBRETODO… AIN AIN AIN! El vocabulario de Mar es todavía escaso, pero se hace entender como lo que más! Su muletilla preferida es algo que suena como “ain” y que, según el contexto y el momento puede significar un montón de cosas. Algunos ejemplos:
– Ella sentadita en la trona o cochecito. Y ve algo que le interesa. Puede ser un libro, unas llaves, un peine, una galleta, un muñeco, lo que sea. ¿Como se pide? Muy fácil: Ain ain ain…. así hasta el infintio, hasta que alguien le acerca.
– Ella en el suelo, jugando por ejemplo. Y papá o mamá de pie, conversando. De repente, se levanta, se abraza a las piernas de uno de nosotros, y empieza: Ain ain ain… Traducción: Quiero subir, quiero subir, que no me entero de lo que habláis.
– Ella enfrente de unas escaleras, o un murito, o algo que requiere de una destreza que todavía no ha adquirido. Para pedir ayuda, muy fácil: Ain ain ain ain… Eso es “dame la mano” o “ayudame que sola no puedo”. Clarísimo
– Ella intentando ver fotos, o vídeos o encender las música en mi móvil. Sí, ya estamos con esas (yo, que prometí que mi hija jamás tocaría mi móvil, juas juas… me como letrita a letrita todas esas palabritas). Acto seguido, aparece la pequeñaja con el movil en la mano y suelta su “ain ain” particular. Traducción: haz eso que haces para que yo pueda cacharrear un poco.

Y por hoy, hasta aquí puedo leer. Prometo INTENTAR escribir más seguido a partir de ahora. Que esto no puede ser! Con lo bien que me siento esto a mi… Buenas noches a todos!

0

Cuando menos te lo esperas…

… va y recibes un premio! Es mi primer premio como mamá bloguera y, uau, reconozco que me ha hecho muchísima ilusión!
Antes que nada, agradecer a Mamá de día, creativa de noche por concedérmelo! Todo un honor 🙂 Además que el premio llega en el mejor momento… Llevo sin actualizar del blog mogollón de semanas. Y cada día, cuando caigo rendida en el sofá sin energía ni para cenar, me digo a mi misma que tengo que encontrar el hueco, como sea, para mantenerlo vivo. Porque sé que cuando me pongo a ello me sienta de maravilla! Así que este premio definitivamente me ha activado. Gracias gracias!

liebsterblogaward2El premio tiene como nombre Lisbster Award, y tienen como objetivo dar difusión a los blogs de nueva creación o que tengan menos de 200 seguidores y de esta forma motivar al autor a seguir poniendo ilusión…

Cada premiado debe otorgar el premio a otros 5 blogs más que le gusten. Y para conocernos un poco mejor, hay que responder unas preguntas.
Así que allá voy!

1. ¿Vives en la misma ciudad que naciste? ¿Qué ciudad?  No. Nací en Barcelona y vivo en Madrid.
2. Enumera tres sueños que tengas: Vivir cerca del mar, poder estar más tiempo cerca del resto de la familia, y viajar muy mucho con David y Mar.
3. ¿Cambiarías algo de tu vida? No! Hay cosillas que pulir pero lo esencial y realmente importante en mi vida está perfecto!
4. ¿Cual es tu bebida favorita? Un copita (o dos…) de un Terras Gaudas
5. ¿Y tu comida?  De diario: pa amb tomaquet. De capricho: una buena mariscada 😉
6. ¿Dulce o salado? Salado!
7. ¿Invierno o verano? Verano por favor 🙂
8. ¿Cual es tu signo del zodiaco?  Géminis
9. ¿Cual es tu color favorito? Azul mar (se nota que me gusta el mar???)
10. ¿Dónde te gustaría perderte? Cualquier “rincón” de Australia me vale…
 Los blogs a los que yo premio:
Una Mamá diseñadora. Me encanta todo lo que cuenta y me enamoran sus diseños 🙂
Con botas de agua. Porque siempre me inspira con actividades para hacer con Mar
Caputxeta creativa. Trata temas super interesantes! Y ya solo con el nombre enamora…
Ahora también mamá. Con un montón de ideas para montar fiestas, decorar…
La nube de Julia. Sigo sobretodo su Facebook, me gusta porque me da acceso a muchos artículos e información interesante de crianza, educación…
5

¿Ciudad sí o ciudad no?

¿Dónde es mejor “criar” (por favor, qué palabra más “animal”…) a los hijos? Esta es la gran pregunta que planea por nuestra casa desde hace algun tiempo…

Como punto de partida: somos de ciudad, yo especialmente me he considerado siempre muy urbanita. Me gusta callejear, salir a descubrir nuevos locales y tiendas, sentir el ambiente de gente entrando y saliendo de mil y un sitios, tenerlo todo “a un paseo” de distancia. En parte creo que tiene un poco que ver con mi fobia a la soledad. Pero en parte es simplemente que me gusta, y punto. Las ciudades son bonitas. Nací, crecí y viví siempre en una, y siento que son mi hábitat natural.

Y entonces va y llega Mar. Y no sé cómo todo empieza a cambiar. Empiezas a pensar en la contaminación, en la falta de espacios verdes, en  el ruido que se traga la pobre cada mañana para ir de casa a la guardería, en que realmente todos esos planes que antes hacías  en la ciudad ya no los haces tanto y que, en cambio, si vivieras  fuera podrías hacer más cosas con ella… Y te pones a mirar alternativas. Y hay muchas!!!

– Vivir en la periferia de la ciudad, donde ya no hay tanto follón pero sigue llegando el metro, el bus… Normalmente hay más espacios verdes, no está todo tan apretado, pero no nos engañemos: es más feo. Y eso de pasear pierde mucho encanto. Tampoco hay tantos servicios y, al menos yo, siento que es un “parche”.

– Vivir en alguna poblacion cercana. Ya no estás en la ciudad, con lo bueno y con lo malo. El truco es tener cerca accesos a ella (tren, bus, acceso a autopista…), sobretodo si, como yo, trabajas en el centro y tienes que entrar y salir todos los días… Esta opción soluciona de un tirón todos lo “malo” que la ciudad pueda tener para los niños. Peeeeeero, dejas de ser urbanita! Uf uf uf… ¿estaré preparada para ello? ¿Qué pasará en pleno mes de febrero, cuando estemos a -3 grados, oscurezca a las 4 de la tarde y las calles de esa urbanización tan mona a la que te has mudado parezca el desierto de Atacama?

– Vivir en el monte. Jajaja, esta opción me encanta y me horroriza a la vez! Por un lado está el ” pues ya que me voy de la ciudad, me voy a lo grande”. Que Mar conozca qué es una vaca porque la vé todos los días al salir de casa, no porque tenga 4 libros con vacas dibujadas… Que pueda pasear hasta el riachuelo que hay al lado de casa todos los sábados y que respire aire puro de verdad. Pero… ¿qué pasará con los padres urbanitas? ¿Podríamos sobrevivir a este cambio radical en nuestras vidas?

Y hasta aquí puedo leer. Muchas dudas todavía. Tendremos que seguir dando vueltas al tema, viendo alternativas, conociendo opciones…y al final, tomar una decisión. ¿Alguna opinión por aquí?

0

Diversión a chorros

baño¡Con esta simpática cara arrancamos cada día el baño en casa! Es una de nuestras ultimas adquisiciones para disfrutar del momento baño, regalo de su papás por su primer cumpleaños. Se trata de una fuente con distintos muñecos y módulos acoplables que hacen que el agua salga de múltiples formas, a cuál más divertida… A parte de lo entretenido que es ver cómo funciona me gusta porque es una ejercicio estupendo para aprender a acoplar piezas, ¡y a hacerlo en movimiento! Sin duda para mi uno de los juguetes más interesantes a partir de los 12 meses, muy muy recomendable y muy muy divertido! Por si interesa, lo podéis encontrar en Dideco (y no, no tengo comisión ;)).

3

Yo antes era rubia

Literalmente, era rubia. Lo conseguía gracias a las periódicas visitas a mi peluquero (que por cierto, seguía manteniendo en Barcelona porque después de casi 15 años a ver quién se atreve a cambiar…), donde pasaba mañanas enteras de placentero hedonismo. También me solía hacer la manicura los domingos en casa relajadamente mientas de fondo veíamos una película de casi 3 horas. Me encantaba llevar collares de colores, pendientes de colgar y sandalias  con taconazo.

peloAhora no soy rubia. He dejado que mi pelo color ceniza aflore naturalmente. Y el pelo me lo corto en la peluquería de al lado de casa o del trabajo, en Madrid. Tampoco veo películas de 3 horas por lo que ya no tengo tiempo para esas estupendas manicuras.Cuando Mar tiró del ultimo collar que me puse y lo rompió en mil pedazos decidí que por el momento también abandonaría esta clase de accesorios. Y ¡ay los tacones! De vez en cuando me atrevo, pero el ritmo de paseo con cochecito incluido no es muy compatible con tacones de 8 centímetros…

¿Mejor antes? ¿Mejor ahora? La verdad: reconozco la belleza de todos estos cuidados y accesorios, pero ahora mismo no los echo demasiado en falta. Me siento bien, incluso mejor que antes, sin prestar tanta atención a todo esto. Me gusta sentirme más natural, más “auténtica” podría decir… Creo que es un buenísimo ejercicio de salud mental que todas, tanto mamás como no-mamás, deberíamos practicar de vez en cuando. Ojo, no confudirlo con el hecho de “dejarse” o de priorizar todo por delante de uno mismo… no me refiero a eso! Al contrario, de lo que se trata es de sacar máximo partido a las circustancias de cada momento. Y en eso estoy… ya no soy rubia, ahora soy ceniza. Así que por ahora lo tengo claro:

CENIZA 
IS THE NEW
BLACK 🙂