Juergas nocturnas inolvidables

Existe un nuevo concepto de juerga nocturna en mi vida. Sucede sin planificación alguna, de forma 100% improvisada (como si de una Rave se tratara…) y no necesita ni de música, ni de copas ni de amigos. Básicamente consiste en que mi hija decida que las 4:30 de la mañana es una hora estupenda para jugar, cantar, bailar, trepar, hacer “sustos”, y reírse a todo trapo. Así, porque mola. Porque para qué dormir si mamá está en la habitación de al lado y puede jugar conmigo? Al principio traté de relajarla, acunandola, susurrando nanas, tratando de tranquilizarla de mil y una formas. Al cabo de hora y media (o sea, 6 de la mañana) logré dormirla. Duró 15 minutos… Y oooooootra vez a la juerga! Así que finalmente sucumbí. Me dejé llevar por su energía juerguista y a las 6:30 estábamos con una cachondeo que jamás olvidaré. Agotada pero feliz. Riéndome con ella, haciéndole cosquillas y descubriendo una nueva forma de pasar una madrugada inolvidable. Dicho esto, me voy a dormir que estoy con la resaca de ayer y dos noches seguidas no las aguanto! Buenas noches a todos… ;p

Anuncios

Un comentario en “Juergas nocturnas inolvidables

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s