Gatear viene de gato

gatearLo logramos! Parecía imposible pero llegó. De repente, Mar sabe gatear! No hay nada como ver su carita de satisfacción  cuando consigue llegar en cuestión de segundos a su objetivo (léase juguete o  brazos de mami/papi …). Y a nosotros nos cae la baba…

Había leído y escuchado tantas veces que la fase del gateo era tan importante que me negaba a dar por perdida la batalla… Estoy convencida que si no hubiésemos insistido tanto habría sido el típico caso de bebe que directamente camina. Así que… Madres y padres del mundo: querer es poder! Sólo hace falta voluntad y practicar algunos ejercicios a diario. Por si ayuda a alguien para mi el top 5 ha sido este (en orden de uso):

1)  Posición boca abajo:  Desde muy bebe se puede empezar con este “ejercicio”. Cada día, un ratito y poco a  poco irá aguantando más y más tiempo. Lo mejor es ponerle su juguete favorito justo delante suyo y moverlo arriba y abajo  para que lo siga con la mirada. Así fortalece cuello y espalda y poco a poco le cuesta menos aguantar la posición.
2)  La croqueta. Le agarramos de los pies y le cruzamos las piernas para que con el impulso (con suavidad…) consiga girar sol@. Así sucesivamente de arriba abajo y de abajo a arriba. Yluegoen el sentido inverso. Este ejercicio es mejor ahcerlo sobre una superficie blandita, como la cama o una manta de juegos acolchadita.
3) Abdominales. Le colocamos mirando boca arriba y le ponemos 1 anilla en cada mano. Levantamos cada anilla lentamente arriba y abajo, en movimiento continuo. Si vemos que con sus manos no sujeta bien las anillas directamente agarramos nosotros de sus manos… Como mucho repetir 3-4 veces.
4) De rodillas. Este ejercicio lo empezamos a  hacer cuando ya tenía controlados los 3 anteriores y ya era capaz de aguantar sentadita sola. Se trata de colocarle de rodillas entre nuestras piernas y apoyando su barriga en uno de nuestros muslos. Una vez colocad@, levantamos ligeramente la pierna de forma que poco a poco deje de apoyar su peso en la barriga y se apoye en sus rodillas y piernas. Aguantamos en esa posicón hasta que se canse y repetimos varias veces.
5) La carretilla. El paso final de levantar el culo y fortalecer los brazos ha sido el paso más costoso para Mar… y claro, sin esto es imposible empezar a gatear bien. Colocamos al niño boca abajo y, con sus manos apoyadas en el suelo, le sujetamos por las caderas. Poco a poco vamos bajando hasta sostenerle por los pies. Le mantenemos un rato en esta postura, en un ángulo sensato, y cuando le veamos seguro sobre sus manos empezamos a balancearle suavemente hacia delante y hacia atrás.

Por cierto,  parece ser que el origen de la palabra tiene que ver con la forma en como se mueven los gatos: lenta y pausadamente. Me río yo de este origen… porque os aseguro que cuando le cogen en tranquillo al asunto, corren que se las pelan!

Anuncios

Un comentario en “Gatear viene de gato

  1. Qué guay. El mío, como tú dices, casi se saltó la fase. Sí que es verdad que gateaba… hacia atrás 🙂 pero muy pronto se cogió de las anillas de su parquecito… y a pulso, se puso de pie. Con 7 meses ya estaba de pie mirándonos 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s