0

En Sant Jordi, rosas, libros y… marcapaginas

Ya somos 3 mujeres en casa así que hoy el padre ha aparecido con más rosas que nunca: una para Mar, una para Noa… Y 13+1 para mi! La 1 es la propia para celebrar la Diada, las otras 13 son para celebrar los 13 años que llevamos juntos. Uau, 13 años ya! Me encanta 🙂
20140423-234831.jpg
Por la parte que me toca este año por fin he cumplido (llevaba 2 años sin hacerlo… lo sé, soy un desastre…) y le he regalado al papi un libro que tiene una pinta estupenda. Aprovechando el paseo matutino con Noa y que hoy las librerías tenían libros expuestos en la calle, la hazaña ha sido más fácil. Reconozco que la magia de vivir el Sant Jordi en Madrid está a años luz de celebrarlo en Barcelona, pero mira, por lo menos encuentras el ambiente de gente ojeando más libros de lo habitual, e incluso algún comercio se está sumando al tema de vender rosas. Hay que verlo en positivo!

Y a todo esto, la novedad: Mar también ha participado de la fiesta y ha aparecido con un marcapaginas pintado por ella en la guarde muy muy bonito. Ha sido sin duda la guinda del pastel 🙂

20140423-234756.jpg

Anuncios
0

En Abril… emociones mil!

Sabes cuando de repente todo se junta y no hay día que pase en el que sucedan miles de cosas emocionantes? Pues así ha sido hasta el momento este mes de abril!
Desde que Noa decidió salir, y añadiendo a la ecuación el cumpleaños de Mar (2 añitos ya!!!) y las vacaciones de Semana Santa, hemos logrado reunir en Madrid a una parte importante de la familia (gallega y catalana) y sentirnos por unos días más arropados, más implicados, más cercanos a todos ellos. Y ellos a nosotros claro. Ha sido como un curso intensivo de convivencias familiares. Y oye, hemos aprobado todos con nota! Para mi, lo mejor, ver a los primos juntos jugando, riendo, dándose besitos… Menuda truppe hemos montado!
Y es que hay tantos y tantos momentos y detalles para recordar! Desde los besitos de pez, pasando por el arte de hacer pulseritas para todos, la bomba de pastel de chocolate que nos comimos para el cumple, los aperitivos y cafés en la terraza, los percebes madrileños, los turnos para tener a Noa en brazos, la mezcla de Miolastan con Pago de Carrovejas, las sesiones de películas en el sofá improvisado de casa, las caras de pilla de la prima pequeña… hasta los infinitos “abu no, avia no…” son bonitos de recordar!
Claramente, la familia es un plus. Qué digo un plus… Es lo más!

20140422-105923.jpg

0

El efecto Mar-iposa o sobre la teoría del orden y el caos

Nunca he contado cómo me quedé embarazada de Mar. Sea cierto o no, soy de la opinión que la famosa teoría del caos, o efecto mariposa, tuvo bastante que ver en todo ello…. Esta es la historia.
Teníamos prevista viajar a Vietnam en verano, uno de esos viajes que llevas años deseando, planificando, informandote…. PEEEEEERO de repente en junio mi rodilla se fastidió. Tras dos meses de pruebas y médicos, mucho dolor y hasta baja laboral, la solución era operar. Fecha para la operación: 1 de agosto. A la mierda el viaje. A la mierda el verano. Me operaban en Barcelona porque el traumatologo estaba allí, así que mi querido esposo (mejor así cariño? 😉 ) y yo nos instalamos allí para pasar un estupendo plan que incluía quirófano, clínica, y posterior reposo en casa durante la menos 3 semanas. Nada de playa ni sol ni fiestas. En su lugar, pierna inmovilizada, inyecciones de heparina y muuuucha paciencia.
La operación fue un éxito y al cabo de pocos días ya estábamos en casa.
Y… Que se hace cuando no se puede hacer nada? Pues por ejemplo, un bebé 🙂
Conste que ya andábamos buscándolo… Pero claramente en Vietnam las circunstancias no habrían sido las mismas y con alta probabilidad no habríamos tenido a Mar con nosotros. Es decir, que por una situación inesperada y, a priori, no deseada, conseguimos crear la cosita más bella y preciosa del mundo, nuestra hija.
Viva la teoría del orden y el caos, viva el efecto mariposa, y viva Mar!

0

Torres y castillos

Uno de los juguetes estrella de estas Navidades ha sido juego de construcción con 60-80 piezas de varios tamaños y colores, pensado para apilar facilmente y poder crear arquitecturas imposibles. Hasta ahora teníamos una versión en madera pero no encajaban las piezas y le hacía caso relativo. Con esta nueva versión encajable juega muchísimo más! Más allá de los largos ratos que disfruta con el asunto, este tipo de juegos fantásticos a estas edades porque, por un lado, fomentan la concentración, la precisión y la creatividad; y por el otro además, les ayuda a comprender el valor de construir algo, que luego se puede destruir (o sea, tirarlo o que se caiga…) y volver a construir de nuevo, de una forma nueva, incluso más bonita que la anterior.
En definitiva, que aunque los vecinos que abajo probablemente no estarán tan de acuerdo, no hay nada como ver a tu hija crear una torre de metro y medio de apilables, que le dé un bandazo con la mano y lo esparza por todo el salón,  que se parta de risa con el ruido, y que automáticamente diga “¡más, más!”.

apilables

0

El post-parto según “Mareta Meva”, lleno de verdades… (post en catalán)

Aunque mi experiencia con Mar no fue como la que se cuenta… Este post dice taaaaantas verdades! Sobretodo reconozco la actitud de algunos amigos no-padres que de repente te miran con cara extraña porque ya no actúas como antes… Sin rencores!!!!

Mareta Meva...

    La imatge d’una parella, entre llençols blancs amb un nadó que dorm plàcidament….
    La imatge d’una parella abraçada al sofà d’un menjador impol·lut mentre un nadó mama amb cara de            satisfacció…
    La imatge d’una parella que s’acarona mentre mira embadalida a un nadó que somriu…
    La imatge d’una dona que fa footing amb un cos esvelt una setmana després de parir mentre la seva              parella, fa pell amb pell amb un nadó que observa en silenci…
    La imatge d’un recent nascut rosadet i tot ple de saxons que es descobreix les mans…
    La imatge del silenci, de la pau, de la tranquil·litat, de l’amor, de la complicitat…
Si, sovint i sobretot si és el nostre primer embaràs somiem en aquests moments, tan màgics, tan íntims…somiem en…

Ver la entrada original 997 palabras más

0

1 cena = ¡8 libros!

Comprobado, mi hija es una devora-libros. Ni más ni menos que 8 para tomarse una sopita de cena, toooomaaaaaaaa…. Y la verdad es que me encanta! Desde muy muy chiquitina hemos ido creando una interesante biblioteca (adaptada a su edad, claro) y hemos creado la rutina de “leer” libros mientras come o cena. A ella le encanta y a nosotros nos asegura, en la mayoría de las ocasiones, que va a comer bien… Además por el camino aprende palabras, sonidos y repasamos los objetos y situaciones básicas de su día a día.

El próximo paso será ir introduciendo cuentos cortos, que de momento aguanta poco… Los Reyes Magos ya le trajeron alguno que sin duda será el próximo libro de cabecera 😉

De entre los actuales, recomiendo especialmente los que cumplen los siguientes requisitos:
– Páginas gorditas/ duras, para que puedan pasar las hojas bien sin nuestra ayuda
– En cada página varios objetos o dibujos, pero que estén separados entre sí, para poderlos distinguir bien
– Que hagan referencia a cosas muy comunes, que ellos puedan reconocer en su día a día: cosas de casa, del parque, de la guarde…
– Los que tienen distintas texturas, así como los que tienen pestañas o ventanas, son apuesta segura
– La guinda del pastel: que tengan sonidos o canciones ocultas.

20140123-205011.jpg